Puntos de venta online

Nuestros consejos

Te pueden ayudar a resolver las dudas que puedas tener en relación a nuestros productos.

Conoce el origen y las características de la miel de Manuka

Conoce el origen y las características de la miel de Manuka

La miel de Manuka está elaborada por las abejas de Nueva Zelanda. De color más oscuro y sabor un poco más amargo que la miel convencional, a este producto natural se le atribuyen increíbles beneficios, convirtiéndola en una miel única y especial.

Pero, ¿qué es la miel de Manuka? ¿De dónde proviene? Conoce sus orígenes, características, los beneficios que esconde y cómo puedes tomarla. ¡Será ideal para complementar tu día a día naturalmente!

El origen de la miel de Manuka

La miel de Manuka proviene de ciertas regiones de Nueva Zelanda y Australia. Considerada como una de las mejores mieles del mundo, este alimento se obtiene del néctar del árbol Manuka, conocido también con el nombre científico Leptospermum scoparium o Leptospermum polygalifolium.

Este arbusto crece en las laderas de las colinas, en el borde de los bosques y zonas costeras. En Nueva Zelanda, las zonas donde se plantan tienen un cuidado especial y son zonas protegidas, por lo que se controla que sean libres de pesticidas y de cualquier presencia química.

De este árbol robusto y resistente crecen flores blancas, rosas, rojas o violetas, que contienen un néctar que posee notables propiedades.

Para producir esta miel, las abejas recogen el suficiente néctar de las flores del árbol de Manuka con la boca y, dentro de esta, se mezcla con enzimas que se encuentran en su saliva. Durante este proceso podemos decir que ya se está elaborando la miel.
Cuando la abeja que ha recolectado el néctar llega a la colmena, le pasa este líquido a otra abeja. Este procedimiento se irá repitiendo hasta que detectan que ha llegado a su punto óptimo. Cuando esto ocurre, la almacenan en la colmena sellándola con cera y dejándola lista para la recolección del apicultor.

Los aborígenes australianos y la miel de Manuka

Desde hace siglos, los humanos encontramos en la naturaleza infinitos ingredientes para ayudar a cuidarnos y mantenernos sanos. Y es que desde la Prehistoria, mucho antes de que existiera la medicina convencional, se han estado utilizando ingredientes de origen vegetal para tratar de cuidarse y mantenerse sano.
Alimentos como las verduras, las frutas, la miel y plantas enteras o algunas de sus partes como las hojas, las flores, los frutos o las raíces son algunos de los alimentos naturales que se empleaban. Y la miel de Manuka es uno de ellos.

Si bien muchas personas desconocen la existencia de esta miel, los aborígenes australianos ya la utilizaban.

Por sus componentes con efectos beneficiosos, la miel de Manuka ha sido empleada por los maoríes durante siglos en sus tradiciones para mantener su salud, para su voz o incluso vía tópica para su piel.

Características de la miel de Manuka

Ahora que ya conocemos los orígenes de la miel de Manuka, ¿qué os parecería conocer sus características y qué la hace diferente al resto de mieles?
Y es que este producto, además de tener propiedades beneficiosas, posee destacables atributos organolépticos, es decir, las características que se pueden percibir con los sentidos:

  • Su sabor es ligeramente dulce con un regusto algo amargo.
  • Su color es marrón, más oscuro que el de una miel convencional.
  • Su aroma nos hace recordar a la tierra húmeda y al mentol fresco.
  • Su materia es densa y, al cristalizarse de manera lenta, forma cristales gruesos.

La miel de Manuka no procesada contiene vitaminas del grupo B, proteínas y minerales, además de poseer aminoácidos y enzimas. Gracias a estas sustancias aporta a nuestro cuerpo minerales como el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc.

Pero lo que realmente la hace especial y la diferencia de otras mieles es que contiene metilglioxal (MGO). El MGO es un componente de origen natural que aporta a la miel sus potentes efectos beneficiosos y el motivo por el que los aborígenes australianos la han utilizado desde hace siglos.

Si nos fijamos en el etiquetado de su envase, podemos encontrar dos siglas diferentes:

  • NPA (Actividad de No Peroxidad), también conocido por UMF (Factor Único de Manuka) que mide la calidad, pureza y potencia de la miel.
  • MGO (metilglioxal) que determina el efecto de la miel.

¿Qué es el MGO de la miel de Manuka?

El metilglioxal (MGO) es uno de los componentes más importantes de la miel de Manuka.
El factor de actividad del MGO determinará la actividad de la miel: cuanto más alta sea la concentración de MGO en la miel, mejor y mayor será el efecto y su beneficio.

Propiedades y beneficios del MGO

Aunque el metilglioxal está presente en la mayoría de mieles, la miel de Manuka posee un alto contenido de este componente.

Cada nivel de MGO tiene propiedades y características diferentes, por lo que la miel actuará de distinta manera según la cantidad de metilglioxal que contenga.

Por este motivo podemos encontrar una variedad de tipos de miel de Manuka en función de la actividad y concentración del MGO.

¿Es lo mismo el NPA y el MGO?

Además de la información MGO, también aparece en el etiquetado las siglas UMF o NPA.

Aunque existe una vinculación directa entre el NPA y el MGO, no hay que confundir los conceptos.

El UMF (Unique Manuka Factor) o NPA (Actividad de No Peroxidad) señala la calidad, pureza y potencia de la miel basándose en tres factores: hidroximetilfurfural, leptosperina y metilglioxal.

Estas siglas vienen acompañadas por un número y el símbolo +. Esta cifra es la que nos define la fuerza y efectividad de la miel de Manuka que tenemos en las manos.

En resumen, cuanto más MGO posea la miel, más alto será el NPA, reflejando de este modo, la actividad, frescura y autenticidad de la miel.

Cómo tomar miel de Manuka

Para obtener sus beneficios, existen dos maneras de tomar miel de Manuka:

  • Uso interno: 2 o 3 cucharaditas de café al día. Se puede consumir directamente o disolver en una bebida caliente por la mañana o por la tarde.
  • Uso externo: Aplica directamente la miel sobre la piel y protege la zona con una venda o compresa.

En Phyto-Actif ofrecemos miel de Manuka australiana 100% pura, no procesada, recogida a mano y con cuidado, para proteger su calidad natural y garantizar el contenido en activos.

También apta para veganos, es un nutriente ideal y muy agradable de tomar, por lo que será un aliado perfecto para complementar el día a día.

Está disponible en diversos índices y adaptada a tus necesidades:

Es importante saber que la miel de Manuka no es un medicamento, ni los reemplaza y, aunque es un producto de origen natural, no se recomienda el uso en menores de un año.