Puntos de venta online

Nuestros consejos

Te pueden ayudar a resolver las dudas que puedas tener en relación a nuestros productos.

¿Te sientes cansado y sin energía? Mira cómo puede ayudarte la vitamina C

¿Te sientes cansado y sin energía? Mira cómo puede ayudarte la vitamina C

Sentirse cansado, fatigado, agotado y sin energía suelen ser síntomas temporales que pueden suceder por diferentes causas. No dormir las horas suficientes al día, llevar un estilo de vida sedentario, padecer de estrés o una dieta desequilibrada son algunos de los estados y malos hábitos que pueden estar relacionados con estos síntomas.

¿Sabías que incorporar en nuestra dieta la cantidad de vitamina C adecuada para nuestro cuerpo puede ayudar a disminuir el cansancio y la fatiga?

En este artículo te explicamos qué es la vitamina C, cuáles son sus propiedades, cómo puede ayudar a nuestro cuerpo y dónde podemos encontrarla.

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C, conocida también como ácido ascórbico, es un nutriente hidrosoluble imprescindible para las personas. Como antioxidante, la vitamina C puede ayudar a proteger las células de nuestro cuerpo contra los daños causados por radicales libres.
Los radicales libres son moléculas que se forman a partir del oxígeno cuando el cuerpo convierte los alimentos consumidos en energía. También están presentes en el humo del tabaco, en la contaminación y en las radiaciones ultravioletas, entre otros factores. Los radicales libres pueden ser perjudiciales para nuestra salud, debido a su capacidad de causar envejecimiento celular.

Por este motivo, nuestro cuerpo necesita un equilibrio entre radicales libres y antioxidantes. Con este equilibrio podremos conseguir un correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Además de ser antioxidante, la vitamina C es indispensable para formar la estructura normal de numerosos tejidos, como el de los huesos, la piel, los músculos o los vasos sanguíneos.

¿Cómo funciona la vitamina C en nuestro cuerpo?

Como hemos mencionado, este nutriente posee una gran cantidad de beneficios, lo que lo convierte en una sustancia esencial para el organismo.

Algunos de los principales beneficios que aporta la vitamina C a nuestro cuerpo son los siguientes:

  • Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Ayuda al funcionamiento normal del sistema nervioso y del sistema inmunitario, para proteger al cuerpo contra las enfermedades.
  • Ayuda a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Tiene un papel esencial en el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo.
  • Contribuye al metabolismo energético normal.
  • Contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de las articulaciones y los huesos (piel, dientes, encías, cartílagos…).

La cantidad de vitamina C que se necesita diariamente variará según la edad. Pero también dependerá del estado de la persona. Por ejemplo, el estrés, el embarazo o el periodo de lactancia requieren de un incremento de la cantidad necesaria de Vitamina C al día. Lo mismo sucede con los fumadores, que necesitan aumentar la dosis diaria para reparar el daño que los radicales libres causan en su organismo.
La dosis de vitamina C recomendada para adultos es de entre 65 y 90 mg por día (el Valor de Referencia de Nutrientes, de vitamina C para adultos es de 80mg), con un máximo de 2.000 miligramos diarios.

El cuerpo no puede almacenar Vitamina C, por lo que es muy poco probable que su ingesta excesiva sea dañina, aunque no por eso conviene abusar. De todos modos, un exceso en la dosis podría causar:

  • Dolor de estómago
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza

No debemos olvidar que una dieta equilibrada y variada proporcionará la cantidad adecuada de vitamina C.

¿Qué ocurre si no se consume suficiente vitamina C?

Sabemos que la vitamina C es un fuerte antioxidante, que ayuda al funcionamiento del sistema inmunitario y a la reparación de tejidos. Pero, ¿qué ocurre si nos falta vitamina C en nuestro organismo?

Pese a que es inusual que ocurra porque fácilmente podemos cubrir la dosis de este nutriente con alimentos de origen vegetal, las personas que no consumen de forma habitual frutas y verduras pueden padecer deficiencia de vitamina C.

La carencia de esta sustancia podría causar una serie de síntomas identificables:

  • Cabello seco y piel áspera y reseca
  • Dolor articular e inflamación de las articulaciones
  • Cansancio y fatiga
  • Retraso en la cicatrización de las heridas
  • Debilitamiento del esmalte dental
  • Sangrado nasal
  • Inflamación y sangrado de las encías
  • Disminución de la capacidad de combatir las infecciones
  • Tendencia a la formación de hematomas

Según la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura), una deficiencia grave de vitamina C puede llegar a causar escorbuto. Aunque es muy poco común, esta enfermedad tiene como síntomas cansancio y debilidad, mala cicatrización, encías inflamadas que sangran fácilmente, hemorragias en la piel, sangrado nasal y anemia.

 ¿Cuáles son los alimentos con vitamina C?

Nuestro cuerpo no produce vitamina C ni puede acumularla, por lo que se necesita obtener la dosis diaria recomendada a través de nuestra dieta. Hay muchos alimentos que contienen esta vitamina, y quizás el más conocido sea la naranja. Todos sabemos que la naranja es un alimento con un gran aporte de vitamina C, pero hay otros alimentos que superan la cantidad de vitamina C de este cítrico. Y es que esta vitamina está presente en frutas, verduras y complementos alimenticios.

A continuación, te mencionamos algunas de las frutas y verduras que aportan más vitamina C. ¡Toma nota!

Verduras con vitamina C

  • El pimiento. Es un alimento muy rico en vitamina C. Hay tres tipos de pimientos, según su fase de maduración.
    • El pimiento amarillo: se encuentra en fase de maduración intermedia y aporta aproximadamente 140 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos.
    • El pimiento verde: es el que no ha madurado del todo, contiene 132 miligramos de esta vitamina.
    • El pimiento rojo: ya ha alcanzado la mayor madurez y nos aporta 139 miligramos de vitamina C.
  • El perejil. Además de ser un aliado perfecto para darle un toque de sabor a nuestras comidas, esta planta herbácea aporta hierro y calcio y cuenta con 133 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos.
  • El brócoli. Al vapor o al horno, esta verdura proporciona 89 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos.

Frutas con vitamina C

  • La naranja. Aunque es una de las frutas más conocidas por su contenido en vitamina C, solo contiene 53 miligramos de este nutriente por cada 100 gramos. No obstante, las naranjas son también ricas en tiamina (vitamina B1) y ácido fólico (vitamina B9), dos vitaminas del grupo B necesarias para la salud del sistema nervioso.
  • El kiwi. El kiwi con pulpa verde contiene 93 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos. Con alta proporción de fibra, esta fruta es ideal para incluirla en el desayuno.
  • La acerola. Originaria de Sudamérica, es una de las frutas que más vitamina C contiene: más de 1000 miligramos por cada 100 gramos de este fruto. La acerola también destaca por ser rica en taninos, carotenoides y fenoles, que aumentan su poder antioxidante.

Además de los alimentos, la vitamina C también se vende como un suplemento o complemento oral, en forma de cápsulas o tabletas masticables.

La acerola, fuente natural de vitamina C

De aspecto similar a las cerezas y de sabor agridulce, este fruto poco común en nuestra dieta destaca por su alto contenido en vitamina C presente de forma natural, para aportar vitalidad en el día a día.

Además de tener un alto poder antioxidante, es beneficiosa para nuestro organismo en múltiples situaciones. Y es que en períodos de estrés o en los momentos en que nos sentimos cansados, la vitamina C que contiene la acerola nos ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

Asimismo, esta vitamina y los antioxidantes que componen la acerola intervienen en la formación del colágeno y ayudan a combatir el envejecimiento de las células.

Para saber más sobre las propiedades y los beneficios de la acerola, puedes encontrar más información en nuestro artículo “La acerola, fruta rica en vitamina C”.

Complementos alimenticios Phyto-Actif con acerola

Phyto-Actif fue la primera marca en comercializar en Francia la vitamina C de origen natural extraída de la acerola y, aún hoy, la ofrece con una de las fórmulas más concentradas disponibles en el mercado.

Podemos encontrar dos complementos alimenticios de Phyto-Actif que incluyen esta fruta.
La vitamina C de origen natural proveniente de la acerola que contienen estos productos es recomendada para reforzar la vitalidad, contribuir a reducir el cansancio y contribuir al buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Acerola BIO 1000 es un complemento alimenticio ecológico que contiene vitamina C de origen natural, proveniente de la acerola. Cada comprimido contiene 1000 mg de acerola de cultivo ecológico, que aporta 170 mg de vitamina C, ideal para tu día a día.

También podemos encontrar en el mercado el complemento alimenticio Acerola BIO 2000 con doble de vitamina C, de origen natural. No contiene vitamina C de síntesis, colorantes, conservadores, ni aromas artificiales, de acuerdo al modo de producción ecológica.

Recuerda siempre que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutivos de una dieta variada y equilibrada, y de un modo de vida saludable. Tampoco se debe superar la dosis diaria recomendada.