Nuestros consejos

Te pueden ayudar a resolver las dudas que puedas tener en relación a nuestros productos.

Qué son los probióticos y por qué son tan importantes

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud de la persona. Así los ha definido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estas bacterias beneficiosas viven en el intestino y optimizan el funcionamiento de nuestra flora intestinal. Así, contribuyen a la digestión y absorción de nutrientes, fortalecen el sistema inmunológico y pueden ayudar también en casos de alergias e intolerancias alimentarias.

Algunos alimentos, como las leches y vegetales fermentados (el yogur, el kéfir o el miso, entre otros), contienen probióticos. También se pueden tomar en complementos alimenticios (cápsulas, líquidos o sobres) que contienen las bacterias liofilizadas. Las especies de bacterias más utilizadas como probióticos son los Lactobacillus y las Bifidobacterium, aunque existen más. En ese sentido, para contribuir a una buena flora intestinal, puedes encontrar diferentes complementos alimenticios con los probióticos más indicados según tus necesidades específicas.

Más adelante explicaremos con detalle para qué sirven los probióticos y cuando se recomiendan tomar. No obstante, sí podemos avanzar que los probióticos están especialmente recomendados en aquellos momentos en los que, por motivos diversos, nuestra flora intestinal sufre un desequilibrio: después del uso de antibióticos (que eliminan todas las bacterias, tanto patógenas como beneficiosas), en viajes u otras circunstancias en las que variamos nuestra alimentación, cambios de tiempo, períodos de estrés…

 

¿Para qué sirven los probióticos? Beneficios

Para entender exactamente qué son los probióticos y su importancia para nuestro bienestar, debemos tener presente que alrededor del 70% de las células inmunitarias del organismo se encuentra en el tracto intestinal. Ello nos permite comprender por qué es tan importante cuidar nuestra flora intestinal: de ella depende una parte muy importante de nuestra salud.

Y es que el uso de probióticos y la mejora de nuestra flora intestinal, tiene efectos positivos en una gran variedad de ámbitos:

  • Prevención y tratamiento de diarreas, en niños y adultos. En muchas ocasiones las alteraciones digestivas aparecen como consecuencia de tratamientos antibióticos.
  • Regulación del tránsito intestinal, también en casos de estreñimiento.
  • Mejora de la digestión, reduciendo molestias como la acidez.
  • Protección frente a las infecciones intestinales.
  • Prevención y contribución al tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, síndrome de intestino irritable y enfermedad de Crohn, entre otras.
  • Contribución al tratamiento de alergias, intolerancias alimentarias e infecciones urinarias.
  • Mejora de la absorción de nutrientes como el calcio.
  • Refuerzo de la función del intestino como barrera inmunitaria, lo que ayuda al sistema inmunológico en general.

 

Características de los probióticos

A continuación, detallamos algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta para asegurar la eficacia de los complementos alimenticios con probióticos para la flora intestinal:

  • Los probióticos son microorganismos vivos, por lo que es sumamente importante respetar las condiciones de conservación que indica el fabricante.
  • Para asegurar su efectividad los probióticos deben tomarse de forma regular, en las dosis recomendadas por el fabricante y durante periodos de tiempo prolongados. Se recomienda tomarlos antes de las comidas, y evitar mezclarlos con bebidas calientes y con la toma de antibióticos (mejor esperar un mínimo de dos horas).
  • Cada cepa (grupo de organismos emparentados), es más específica para un caso distinto
  • Los probióticos están presentes en diferentes alimentos y complementos alimenticios. Los complementos alimenticios ayudan a completar determinadas necesidades nutricionales, pero no son sustitutivos de una dieta sana y equilibrada.
  • Los complementos alimenticios contienen una cantidad determinada de probióticos, expresada en UFC (unidades formadoras de colonias). Deben ser suficientes para asegurar su llegada al intestino y su correcto funcionamiento.

 

La importancia de cuidar la flora intestinal

El intestino es la puerta de entrada principal de las bacterias responsables de enfermedades infecciosas. Entra en contacto con el medio exterior mediante los alimentos ingeridos. Su misión es detener a los organismos patógenos, para lo cual está dotado de un complejo sistema de defensas cuya arma principal para combatir los microbios es la flora intestinal. Compuesta por miles de millones de bacterias buenas, la flora intestinal es esencial para el organismo. Propicia un mejor tránsito intestinal y protege frente a los ataques microbianos. Aparte de la función digestiva, la flora intestinal desempeña un papel fundamental en la inmunidad. Mediante el llamado “efecto barrera”, evita que los gérmenes patógenos que ingerimos en el día a día se implanten en el tracto digestivo. Asimismo, ayuda a estimular la formación de células inmunitarias y propicia su actividad.
De ahí la importancia de estimular la flora intestinal, especialmente en aquellos momentos en los que nuestras defensas naturales pueden verse afectadas. Los probióticos, microorganismos vivos, restauran la flora intestinal y refuerzan las defensas naturales y el bienestar general. Se trata de bacterias buenas con efectos beneficiosos para la salud. Los probióticos mejoran la eficacia de la barrera intestinal frente a los organismos externos y ayudan a bloquear a los microbios. Además de mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, estimulan el sistema inmunitario frente a las infecciones.

 

¿Cuándo tomar probióticos?

Como decíamos, el uso de complementos alimenticios con probióticos está especialmente recomendado en aquellos momentos en los que nuestra flora intestinal sufre un cierto desequilibrio, lo que puede favorecer la proliferación de microorganismos nocivos y reducir la eficiencia de nuestra “barrera inmunológica natural”.
En estas circunstancias, una buena manera de recuperar microorganismos beneficiosos es tomar probióticos; de esa manera, impediremos que los nocivos proliferen y nos causen infecciones. Los probióticos también nos ayudarán a absorber nutrientes y fabricar las vitaminas necesarias para nuestra salud y bienestar general.

La toma de probióticos contribuye a reforzar nuestra flora intestinal y de ese modo contribuir al buen funcionamiento de nuestras defensas naturales.

En ese sentido, puede ser especialmente importante tomar probióticos en aquellos momentos en los que nuestras defensas naturales pueden verse afectadas: períodos de estrés, inicio del colegio para los más pequeños, cambios de estación (especialmente en primavera e invierno aumenta el riesgo de determinadas enfermedades), antes y durante los viajes…

En Phyto Actif dispone de complementos alimenticios con probióticos naturales:
Probiotil Ultra, bacterias lácticas para todos. Incluye 14.000 millones de bacterias lácticas.
Probiotil Express, creado para momentos puntuales. Se presenta en cápsulas y supone la ingesta de 28.000 millones de bacterias lácticas al día.

Si quieres aprender más, te recomendamos nuestro artículo sobre cómo recuperar la flora intestinal.

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close