Nuestros consejos

Te pueden ayudar a resolver las dudas que puedas tener en relación a nuestros productos.

¿Qué son los productos ecológicos? Características y beneficios

¿Los productos ecológicos son una moda o han llegado para quedarse? ¿Por qué es tan importante apostar por una alimentación ecológica y cómo podemos asegurarnos que estamos comprando ingredientes realmente ecológicos? En el siguiente artículo abordaremos algunas de estas cuestiones.

 

¿Qué son los productos ecológicos?

Los productos ecológicos se elaboran de una forma respetuosa con el medio ambiente. Según la Organización Mundial de la Salud, y la normativa ecológica internacional, son aquellos que se producen de forma tradicional y sostenible, sin utilizar productos químicos ni ser modificados genéticamente. Así, aunque se trate de un concepto relativamente nuevo, está claro que su esencia se remonta muchos años atrás, antes que la industrialización y la globalización cambiaran nuestra forma de producir y consumir.

Los productos ecológicos también se conocen como productos biológicos, orgánicos o bio, y cada vez son más frecuentes a nuestro alrededor, ya sea en tiendas especializadas o con un apartado específico en grandes superficies o incluso pequeñas tiendas de proximidad. Por su calidad y esmerada producción, hay quien los considera también “productos gourmet”, aunque cada día se pueden comprar con mayor facilidad.

 

Beneficios de los productos ecológicos

Ahora que ya sabemos qué son los productos ecológicos seguramente será más fácil entender las razones por las que se recomienda su consumo. Tienen destacados beneficios para nuestra salud y para el medio ambiente, lo que contribuye al bienestar de la sociedad en general.

 

¿Los productos ecológicos son buenos para la salud?

Sin duda alguna, los productos ecológicos son una buena elección si buscamos disfrutar más de nuestra alimentación y, al mismo tiempo, cuidar nuestro bienestar.

  • Los productos ecológicos son naturales, de mayor calidad

No importa si se trata de ingredientes frescos (frutas y verduras) o alimentos elaborados (como el vino o los complementos alimenticios de origen natural), la característica principal de los productos ecológicos es que en su proceso de fabricación no se han utilizado sustancias químicas de síntesis u organismos modificados genéticamente. Ello significa que mantienen sus propiedades organolépticas y, al ser más sabrosos, nos ofrecen una mayor experiencia.

 

  • Existe una amplia variedad de productos ecológicos

Quizá los más conocidos son las frutas y verduras de producción ecológica, pero lo cierto es que la etiqueta “bio” cubre un amplísimo abanico de alimentos: miel, carnes, conservas, quesos y embutidos, aceite de oliva… Ello nos permite asegurar una dieta ecológica sin renunciar a la variedad y el equilibrio.

 

  • Control de calidad en los productos ecológicos

Si todos los alimentos de acceso al público tienen que pasar unos estrictos controles de calidad, en el caso de los productos ecológicos esa “vigilancia” es aún mayor. Se someten a análisis que garantizan su origen ecológico y permiten conocer la “trazabilidad” (el recorrido que ha hecho el producto desde su producción hasta el consumo final).

 

¿Cómo contribuye el consumo de productos ecológicos al medio ambiente?

Aunque los beneficios para nuestra salud son evidentes, no debemos menospreciar, ni mucho menos, los efectos positivos que los productos ecológicos tienen para nuestro planeta (que, al fin, y al cabo, es “la salud de todos”).

  • Producción sostenible

Los productos ecológicos se basan en el respeto por el medio ambiente (flora y fauna). Se trata de hacer un uso racional de todo aquello que la naturaleza nos brinda en cada momento, sin excedernos ni focalizar toda la atención en el beneficio económico. Se trata de no abusar de las fuentes naturales de riqueza para no comprometer nuestro presente ni el de las generaciones futuras.

 

  • Evitan la contaminación y contribuyen a la minimización del cambio climático

Al prescindir de sustancias químicas (fertilizantes, pesticidas, herbicidas, hormonas en el caso de animales…), los productos ecológicos reducen la emisión de contaminantes del aire, suelo y agua. Además, al utilizar técnicas, procesos y ritmos de producción naturales, se respeta la actividad biológica del entorno, lo que fomenta la biodiversidad.

 

  • Contribuyen al desarrollo y conservación de las zonas rurales

Los procesos ecológicos requieren un trabajo específico, que puede ayudar a fomentar la economía local y generar empleo de proximidad. La propia utilización de los recursos naturales del entorno ayuda a su mantenimiento.

 

Cómo identificar los productos ecológicos

Como decíamos, cada vez hay más interés por consumir productos ecológicos, ya sea en el campo de la alimentación, la cosmética o la ropa, entre otros. Además, generalmente estos productos se relacionan con unos precios de venta más elevados, por lo que los fabricantes y vendedores tienen un especial interés en la categoría “producto ecológico”.

Como consumidores, más allá de conocer sus características y saber qué son los productos ecológicos, ¿cómo podemos asegurarnos que realmente aquellos productos han sido fabricados de forma ecológica?

Más allá de informarnos directamente con los fabricantes e interesarnos por los procesos de elaboración, la mejor forma de asegurarnos es comprobar que el producto tenga el certificado de producción ecológica. Y ello no significa que vengan acompañados con un cartel o etiqueta de “artesano”, “natural”, “tradicional”,… sino que debemos asegurarnos que detrás hay organismos certificadores de reconocido prestigio, organismos públicos o privados especialmente reconocidos y autorizados para controlar y certificar. La certificación ecológica la podemos encontrar tanto en productos envasados como aquellos que se venden frescos o a granel. En el caso de productos elaborados (complementos alimenticios naturales, lácticos…), la certificación nos garantiza que como mínimo un 95% de sus ingredientes agrícolas deben ser de origen ecológico.

 

Phyto-Actif, una apuesta por los productos ecológicos

Desde hace más de 25 años, Phyto-Actif elabora complementos alimenticios con ingredientes de origen natural, de cultivo ecológico. Por sus diversos beneficios para la salud y el bienestar, las plantas son la esencia de nuestras fórmulas. Somos conscientes que nuestro planeta es lo más valioso que tenemos y por ello trabajamos con un enorme respeto por la naturaleza, el ser humano y los animales. No entendemos otra forma de producir que no sea aquella respetuosa con los recursos naturales.

Nuestros productos cuentan con el certificado de producción ecológica de la Unión Europea y el sello AB (agriculture biologique, antiguo sello francés de producción ecológica) que otorgan, las organizaciones de certificación orgánica específicamente avaladas para ello. Ello garantiza que:

  • Todos nuestros complementos alimenticios respetan las normas de producción ecológica
  • Los productos se obtienen de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, sin sobreexplotación de los recursos naturales ni contaminación del entorno.
  • No se han utilizado organismos genéticamente modificados.
  • Los cultivos se basan en métodos naturales, con estrictas limitaciones al uso de pesticidas y fertilizantes químicos.
  • No se han utilizado sustancias de síntesis en la producción ni en la conservación posterior de los complementos alimenticios.
  • La mayor parte de la producción agrícola es en Francia, por lo que se utilizan recursos y conocimiento local, favoreciendo así la economía del país y reduciendo costes de transporte (tanto económicos como medioambientales).